Cómo preparar un final

Cómo preparar un final

Por lo general, preparar un final es lo que más nerviosismo y ansiedad nos provoca. Sin embargo, si tenemos en cuenta las siguientes recomendaciones, todo se simplifica enormemente.

  1. Reunir todo el material. Nada más agotador que tener pendiente conseguir apuntes, libros o fotocopias. Dedicar tiempo, como primera medida, a recopilar todo el material de una sola vez.
  2. Conseguido el material, planificar días y horarios de estudio. Cuanto más concreto sean, mejor. Recuerden que la mente necesita hábitos, así como también los tenemos para cursar, trabajar, viajar, dormir, etc. Lo mismo aplica para el estudio.
  3. Planificar teniendo en cuenta un día de descanso anterior al examen. El día previo al examen debemos evitar estudiar. Lo único que lograremos es más nervios y más ansiedades.
  4. Tomar nota de las preguntas que hace el profesor durante la cursada. Esas preguntas suelen ser las que repite en los exámenes. No quedarnos con dudas, participar activamente de las clases.
  5. Priorizar el descanso mental y físico el día anterior al examen. Como mínimo, tenemos que dormir siete horas. Más vale estar descansados mentalmente y con menos conocimientos, que agotados y con el riesgo de olvidar todo lo que intentamos aprender hasta último momento.
  6. El resultado del examen depende, en la gran mayoría de los casos, de nosotros. Por tanto, pensar que al examen vamos a demostrar lo que sabemos y no a ser examinados.
  7. Repasar con nuestras/os compañeras/os únicamente si ya sabemos la mayoría de los temas. Caso contrario, tratar de evitarlo. Lo único que conseguiremos es nervios al descubrir que no sabemos tanto como otros de nuestros amigos/as.

Y recuerden que desde #MétodoCastagneto siempre son bienvenidas/os para sumarse a algunos de nuestros numerosos cursos y talleres AQUÍ

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*