fbpx

Porqué conviene tener un método para estudiar

Porqué conviene tener un método para estudiar

Si queremos lograr nuestros objetivos siempre tenemos que tener presente que tener un plan, un modo de llegar a ellos, es lo fundamental, el primer paso esencial. Y en el estudio es fundamental tener un modo de estudiar, aunque sea muy básico o elemental. Es fundamental.

Más vale tener un método básico que no tener ninguno. Algo más bien previsible que dejar lugar a la improvisación constante. Cuando la mente se acostumbra a una metodología, la hace hábito, entonces la comprensión y la velocidad en la lectura del texto mejoran considerablemente, además de favorecer la retención de los conceptos que tenemos que aprender.

Nuestra mente necesita hábitos. El aprendizaje se compone de comprensión, relación de ideas y sobre todo, hábitos de estudio. Los lograremos aprendiendo un modo de hacer las cosas, teniendo un método. Y luego, la práctica de ese método hace el resto.

Por ello, siempre un método, el que sea: resumen, cuadro, proyección, tarjetas, el que sea. Pero adoptar uno para llevar adelante nuestros estudios y perfeccionarlo. En Método Castagneto enseñamos uno en concreto, pero puede haber muchos. La cuestión es encontrar el nuestro, no ir a la deriva.

Por último, recuerden que cuando los objetivos son claros y hemos adoptado herramientas para alcanzarlos, todo se simplifica enormemente. “Quien tiene un porqué soporta casi cualquier como”, dijo alguna vez Nietzsche. Por tanto, rumbo definido y a seguir pese a las dificultades, que siempre las habrá. La diferencia, como siempre, la hacen quienes pese a los problemas siguen adelante. Así, todo se consigue. ¡Adelante!

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*