Alimentarnos bien para estudiar mejor

Alimentarnos bien para estudiar mejor significa que no sólo es importante adquirir una técnica de estudio eficiente para mejorar nuestro desempeño académico. También debemos preocuparnos simultáneamente en lograr una buena alimentación. Así como la mente necesita alimento de ideas, el cuerpo lo necesita de nutrientes.

Cuando estudiamos, estudios científicos señalan que es recomendable ingerir frutos secos, pescados y arroz. Son los que más ayudan a fortalecer la memoria y el proceso de nuestro aprendizaje en términos generales.

También debemos tener una dieta saludable en legumbres y cereales, ya que son los que contienen hierro, necesario para lograr un estado de concentración elevado mientras estudiamos. Cuando nos falta hierro, es muy frecuente que nuestra atención sea débil y tengamos serios problemas de concentración durante nuestro estudio diario.

La banana, la palta y el tomate, por ejemplo, tienen un alto contenido de potasio que facilita a nuestro organismo un correcto funcionamiento de nuestras neuronas y la actividad cerebral en su conjunto. También es importante la ingesta de panes y lácteos.

Por último, para alimentarnos bien para estudiar mejor, verduras como la remolacha, la espinaca y la zanahoria son una fuente alta de zinc. El zinc mejora la memoria y las funciones cognitivas y psicosociales de nuestro cerebro.

¡Muchas más recomendaciones de estudio en nuestro BLOG! ¡También te podés suscribir a nuestro canal de YouTube!

Compartir en

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Mariano Castagneto

Mariano Castagneto

Director del Método Castagneto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Estamos para Ayudarte
Hola, estamos para ayudarte