fbpx

Nuestros pensamientos y nuestro estudio

Nuestros pensamientos y nuestro estudio

No es novedad que nuestros pensamientos se reflejan en nuestro modo de estudiar. Se manifiestan en los resultados que obtenemos en nuestros exámenes. Si la mayoría de las ideas que tenemos son de desesperanza, angustia o temor, inevitablemente se reproducirán luego en nuestro desempeño académico.

Hay que dejar claro que luchar por tener pensamientos positivos no significa ignorar nuestras realidades, por más duras o difíciles que sean. Significa reconocer y tomar conciencia de que con los pensamientos negativos, de frustración y de angustia no vamos a ningún lado. Agravamos el contexto. Sólo con los pensamientos positivos no solucionamos los problemas, pero si nos predisponemos de una manera mucho mejor para encontrar el camino hacia las soluciones que buscamos.

Si sentimos bronca, desgano y rechazo cuando tenemos que leer algún material de estudio, den por seguro que tan rápido como lo leemos, así de rápido lo olvidamos. Las lecturas realizadas con desgano permanecen muy poco en nuestra conciencia y se olvidan con rapidez. Con pensamientos algo más alegres o positivos es más fácil recordar luego lo que leemos o estudiamos.

Recordemos que todo comienza en nuestra mente. En nuestra predisposición frente a lo que tenemos que estudiar. Podemos aprender muchas técnicas y hacer cursos para mejorar, pero si no comenzamos a modificar la forma en la que pensamos, difícilmente modificaremos nuestra forma de estudiar.

Por tanto, tener siempre pensamientos superadores. Siempre. Que sea un sano hábito el tener una mente positiva y predispuesta para encarar el estudio y así superar absolutamente todas las dificultades para lograr nuestros objetivos.

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*